HISTORIA DE ALMEDINA I

Introducción
Miguel de Cervantes en su famosa obra “Don Quijote de la Mancha”, se refería al Campo de Montiel como “…antiguo y conocido…”, y razón no le faltaba, pues la ubicación estratégica de esta comarca, situada en el paso de Andalucía hizo que muchas fueran las culturas que se asentaran en los diversos municipios que la conforman, aunque verdad es, que de esos municipios podemos constatar que Almedina fuera de los más antiguos y poblados, según las Relaciones Topográficas de Felipe II.
Cada civilización tenía sus peculiaridades históricas, al igual que cada población tiene su importancia, sobre todo para los hijos y vecinos de los mismos, pero este hecho no debe apreciarse desde una óptica localista, parcial y sesgada, todo lo contrario, debe contemplarse como un hecho enriquecedor que los municipios vecinos tengan sus propias peculiaridades históricas, pues reconociendo este hecho y dándolo por cierto, miraremos a nuestros pueblos vecinos como un factor de consistencia positiva a la hora de valorar y conocer nuestras raíces y costumbres. Hay un nexo común entre todos los hombres y mujeres de la Tierra y no es otro que todos tenemos la misma procedencia de los mismos antecesores. Jamás debemos olvidar esta circunstancia.
La Tierra ha sentido en sus entrañas diversos cambios climáticos que han eliminado especies enteras, ha sufrido diferentes transformaciones, ha conocido el paso de miles de millones de personas, de civilizaciones, de culturas, ha soportado dictadores y tiranos, ha llorado por millones de muertes injustas, etc. ¿Piensa usted que todo esto ha pasado y no sigue pasando? A pesar de conocer mejor que nunca la historia de nuestros antecesores, aun seguimos errando y cometiendo los mismos errores, pensamos que nuestra estancia en la Tierra es eterna o más larga de lo que somos conscientes. La Tierra continúa su transformación, su evolución lineal, nuestra civilización no es eterna, sigue soportando a tiranos y dictadores, siguen produciéndose millones de muertes de inocentes por guerras, desatención y hambrunas. ¿Qué hemos aprendido?
Si realmente comprendiésemos que nuestro paso por la Tierra haciendo una medida lineal en el tiempo no representaríamos más que la millonésima parte de una coma de este libro, si realmente fuéramos conscientes de ello, cada día que amanece lo aprovecharíamos al máximo para ser y hacer más felices a los nuestros y a los de nuestro alrededor.
Le invito a leer este blog no como la historia de Almedina, sino como su propia historia.
A. Alfonsea
DESDE LA PREHISTORIA HASTA 1850 (1ª PARTE)
Podemos dividir en dos partes la existencia de la humanidad en la Tierra, una la Prehistoria y otra la Historia. La Prehistoria cubre aproximadamente 4 millones de años del pasado de la humanidad. Esta etapa abarca el desarrollo de los primeras sociedades humanas, desde la aparición de los primeros homínidos hasta la invención y difusión de la escritura hacia el año 3500 antes de nuestra era, en adelante (a. de N. E.). A su vez, la Prehistoria se divide en dos grandes edades o periodos: Paleolítico y Neolítico, con un periodo intermedio de transición llamado Mesolítico.
 
PRIMEROS POBLADORES DE ALMEDINA
En todos los asentamientos antiguos han dejado las civilizaciones su huella, unas veces visible y otras, sepultadas bajo nuestros pies. Las evidencias del paso de civilizaciones, en este caso, por Almedina y su término ha supuesto una continua expoliación de sus recursos arqueológicos, pues el interés mostrado de ciertas personas por la arqueología no ha hecho otra cosa que generar un mercado ilícito y vergonzante, salvo en contadas ocasiones que los hallazgos encontrados han sido dispuestos para su estudio y datación.
Hachas de piedra, lascas, losas con inscripciones romanas, lápidas, monedas, ajuares funerarios, cerámicas, vasijas y un largo inventario sin inventariar de restos arqueológicos han sido hallados en Almedina y su entorno.
En primer lugar nos situaremos en el contexto histórico de la evolución de las civilizaciones a través de este cuadro esquemático que nos servirá para ubicar los espacios de tiempo que mencionaremos posteriormente: 
 

Periodo
Años
Resumen
 
Paleolítico inferior
 
Hace aprox. 2,5 millones de años
Se inicia con los primeros útiles líticos reconocibles, fabricados por prehomínidos y hallados en yacimientos de Etiopia, si bien parece demostrado que los primeros seres humanos usaron útiles mucho antes de esa fecha. Los grupos humanos son nómadas, viven de la caza y recolección y hacen uso del fuego
 
Paleolítico medio
Desde el 180000 hasta el 40000 a. de J.C., aprox.)
Coincide, a grandes rasgos, con la existencia del hombre de neandertal. Los útiles de piedra se han perfeccionado, los grupos viven en cuevas y refugios naturales y practican rituales funerarios.
 
Paleolítico superior
Desde el 40000 hasta el 10000 a. de J.C., aprox.
Se corresponde con la aparición del hombre moderno (Homo sapiens). Los grupos viven en comunidad bajo la autoridad de un jefe, son sedentarios, construyen chozas de tierra o madera y rinden culto a los muertos.
 
Mesolítico
Desde el 10000 hasta el 7000 a. de J.C. aprox.
Llamado también edad de la piedra media, se desarrolla entre el final de la última glaciación y el neolítico. Los grupos mesolíticos eran cazadores-recolectores como sus predecesores. Su utillaje lítico se caracteriza por la presencia de microlitos geométricos.
 
Neolítico
Desde el 7000 hasta el 2000 a. de J.C. aprox. en Europa
Tradicionalmente se asocia esta etapa al inicio de la agricultura, la vida sedentaria y el uso de la cerámica y de instrumentos de piedra pulimentada, aunque algunos rasgos son anteriores en Oriente Medio. Surgen las primeras civilizaciones urbanas y aparece la escritura.
 
Edad del Bronce
Desde el 2000 hasta el 700 a. de J.C. aprox. en Europa
 
También llamada calcolítico, se caracteriza por la metalurgia del bronce.
 
Edad del Hierro
Desde el 1300 hasta el Siglo I d. de J.C. aprox. en Europa
 
Comprende el periodo en que se difunde la metalurgia del hierro desde Oriente medio
Fuente: Historia Universal. Cronología Universal (Tomo 24, Págs. 11 y 12) El País. Salvat
 

 
Rafael Martínez de Carnero
Quizás el primer investigador datado que hace referencia a Almedina y su término municipal. Fue Maestro de Instrucción Primaria en Almedina en la década de 1850-1860 aproximadamente, del cual existe documentación de una serie de correspondencia intercambiada con la Real Academia de la Historia tratando la valoración de una colección de monedas antiguas halladas entre otros lugares en Almedina. Martínez de Carnero ofrecía una serie de monedas, setenta y cinco o setenta y seis, a la Real Academia de Historia para su adquisición, después de valorar y estudiar dichas monedas, la RAHE comunicó a dicho señor que ya poseían en colección las monedas ofrecidas, por lo tanto rechazaban la oferta del Sr. Martínez de Carnero.
Se desconoce el método que aplicó el Sr. Martínez de Carnero para conseguir tal cantidad de monedas, tal vez pudo utilizar a sus alumnos para conseguir tal fin.
 
Trazado vía romana Cástulo – Libisosa
En su afán por contribuir a enriquecer la historia de su entorno, Rafael Martínez de Carnero, a parte del ofrecimiento para su investigación de monedas antiguas a la Real Academia de Historia, obtuvo un honroso reconocimiento en 1859 por la RAHE por la elaboración de este croquis correspondiente al trazado de la vía romana entre Cástulo y Libisosa.
De Cástulo a Libisosa es un trayecto documentado en los Vasos de Vicarello, con una longitud de 105 millas.
 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en HISTORIA DE ALMEDINA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s