ALMEDINA Iglesia parroquial de Santa Maria II

Del libro "De la Fortaleza al Templo", de Pilar Molina

La repoblación de este enclave fue, no obstante, excepcional puesto que sus casas, a pesar de la razia apuntada anteriormente, no fueron destruidas en las guerras entre moros y cristianos, sino todo lo contrario, se respetaron, de forma que al llegar los nuevos colonos no hicieron sino ocupar una villa simplemente despoblada, motivo que puede explicar el porqué del rápido crecimiento que experimentaría esta villa a partir del siglo XIV. Parece también cosa probada la existencia de familias moriscas conviviendo con las cristianas hasta su posterior expulsión en 1502.

Hacía el año 1468 Almedina se presentaba como la villa con mayor número de vecinos de todo el Campo de Montiel: 400. Esta tendencia optimista se prolongó durante todo el siglo XVI siendo tan importante que hacia 1575 su crecimiento sólo se vio frenado por las limitaciones físicas a causa de no poderse edificar más casas debido a que el cerro sobre el que se asentaba estaba ya totalmente ocupado de viviendas’.

No obstante, durante los siglos XVII y XVIII la tendencia a un crecimiento positivo se detuvo, invirtiéndose, de tal manera que a finales de este último no llegó a sobrepasar los 200 vecinos. La despoblación se impuso de la mano de su propio agotamiento econó­mico derivado de su situación elevada, unida a las malas cosechas, plagas de langosta, sequías y enfermedades. Pascual Madoz añade a estas causas una más: las bandas y parcialidades originadas entre sus habitantes, fruto de las cuales serían una serie de pleitos y disputas interminables que precipitaron su decadencia’.

A principios del siglo XIX el pueblo del Almedina estaba en ruinas, lo mismo que su iglesia parroquial, por lo que el culto fue trasladado a la capilla de los Remedios, hasta conseguir la recons‑

clip_image001C. Viñas y R. Paz, op. cit., p. 59.

J. López-Salazar Pérez, «La Mancha según el Censo del Conde de Aranda (1768­1769)», en Cuadernos de Estudios Manchegos, núm. 5 (segunda época), diciembre de 1974, pp. 99-207.

P. Madoz, Diccionario geográfico, estadístico e histórico. Castilla-La Mancha, Valladolid, Ámbito Ediciones, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, 1987, p. 170.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en HISTORIA DE ALMEDINA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s