La actitud enérgica de una alcaldesa

A B C. VIERNES 7 DE ABRIL DE 1933. EDICION DE LA MAÑANA.

Ciudad Real 6, 8 noche.

La alcaldesa del pueblo de Almedina, doña Emilia Gon­zález de la Riva, impuso a la Compañía que suministra el fluido eléctrico para el alum­brado una multa de cinco pesetas por cada luz del alumbrado público por el apagón que sufrió éste el día 27 de marzo; al día siguiente se repitió el apagón, y la alcaldesa impuso a la Compañía otra multa de diez pesetas por cada luz; y como los apa­gones se sucedieron hasta el cinco del ac­tual, repitió la misma sanción en la cuan­tía de 15 pesetas por luz.

El total de las multas impuestas alcanza la cifra de 5.400 pesetas.

Tanto la sanción impuesta a la Compañía eléctrica como la actitud de la alcaldesa están mereciendo del vecindario comenta­rios elogiosos.

Como se recordará, en dicho pueblo mu­rió electrocutado un hombre al tocar los barrotes de la cama; en la causa que por dicho suceso instruye el juzgado de Infantes, ha informado un ingeniero que no es posible dar fluido para el alumbrado par­ticular, por constituir un peligro.

Se sabe que algunos técnicos han decla­rado que el montaje del transformador de alta tensión en Almedina pudo producir el incendio completo del pueblo.

Firma de la alcaldesa Emilia González de la Riva en abril de 1933

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hemeroteca histórica de Almedina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s