Pascuas en Almedina, un lugar de La Mancha y otros más

Por Andrés Verdeguer

Vista de Almedina desde la carretera de InfantesLas pascuas las he pasado en un lugar de la Mancha de cuyo nombre creo que me acordaré por una buena temporada y al que no me extrañaría volver en cualquier otra ocasión: Almedina, en pleno Campo de Montiel, provincia de Ciudad Real y a unos pocos kilómetros de Villanueva de los Infantes, donde empedernidos estudiosos del Quijote sitúan ese lugar de la Mancha de cuyo nombre fingió no acordarse Cervantes como narrador del novelón más universal.

 

Con los amigos, a la casa familiar de uno de ellos. Total: 800 kilómetros entre la ida, alguna excursión y la vuelta con parada en la ganadería de Los Chospes, ya que se me debían unos cuantos pitones tras no ver nada de lo poco que ocurrió en el taurino domingo de resurrección.
Almedina es un pueblo castellano, con la novedad que eso siempre implica para un valenciano, pero con cierto apego a Andalucía por estar al sur de Ciudad Real. En la red tiene quien le escribe su particular blog: La bitácora de Almedina. Está elevado sobre un paisaje de secano, bello por estas fechas: viñedos, olivos, encina e incipiente cereal verde sobre las siempre suaves irregularidades de terreno.

 Vista del Raso Vista de Villamanrique desde Almedina

Rebaño de ovejas Vista del Raso

Que estábamos en Semana Santa era innegable. A la llegada –la noche del jueves santo– nos tropezamos con una en Montiel, con otra en Almedina y vimos la de la noche del viernes a la puerta del bar.

Procesión de la Semana Santa de Almedina

Los bares –llegamos a la conclusión– son en todas partes iguales. Te metes en uno, te sientas en su terraza y podías estar donde fuese. La diferencia está en el trato. Y en los dos bares de Almedina eso fue excelente, pese a ser los de uno merengones y los del otro colchoneros. La relación trato-calidad-precio, de lo mejorcito. Tanto que parece que, por ejemplo, en Valencia te estafen por tomarte un simple bocata.

En lo artístico Almedina tiene decoradas sus esquinas con azulejos que representan obras de su pintor renacentista: Fernando Yáñez de la Almedina, uno de los autores de los frescos y retablos que decoran la catedral de Valencia. Inevitablemente, y más en semana santa, le dan un toque en exceso beato, pero quedan bien.

Vista de uno de los cuadros de Yáñez de Almedina

Bonita la luz de Almedina el viernes mediodía en la calle Mayor. Un paseo, buen embutido y chuletas de cordero –comprado en El Jardín– para echar a la brasa, partida de pelota antes de comer, y eso: a comer…

Calle Mayor de Almedina Parrillada

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajeros por Almedina. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pascuas en Almedina, un lugar de La Mancha y otros más

  1. sebastian dijo:

    gracias andres por tu comentario sobre almedina mi pueblo y me alegra mucho que te lo hayas pasado muy bien me ha encantado ver las fotografias del pueblo y sobletodo la imagen del cristo en la cruz en procesion yo personal mente hace ya 28 años que no las veo y espero algun año poder ir en semana santa un saludo desde mallorca para ti y otro para todos los almedinenses . sebastian rodriguez sanchez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s