Carta Puebla de Villamanrique dada en Almedina el 18 de diciembre de 1474

Almedina fue el lugar donde se otorgó la Carta Puebla a Villamanrique (Belmonte de la Sierra), separándola jurisdiccionalmente de la de Torre de Juan Abad.

Traslado de la Carta Puebla de Villamanrique

Archivo Municipal de Villamanrique. Libro I, folios 6 al 10.

Don Rodrigo Manrique por la gracia de Dios Maestre de la Cavalleria de la Orden de Santiago por facer bien e merced a vos el concejo e omes buenos de Belmonte de la Sierra, lugar e jurisdicion de nuestra villa de Torre de Juan Abad nuestros vasallos asi a los que agora son como a los que seran de aqui adelante para siempre jamas entiendo que asi cumplidero a nuestro servicio e al bien e utilidad de nuestra Orden siguien­do la via de nuestros antecesores que ficieron muchos pueblos e logares subgetos villas por si e los quitaron e eximieron de la jurisdicion de las villas a quien eran subgetos e las ficieron sobre si los quales logares son agora de maior poblacion por cabsa de la dicha merced que no eran primero lo qual espe­ramos que asi esta escrita si vos el dicho nuestro concejo de Belmonte por quanto por ir a la dicha nuestra villa de la Torre de Juan Abad a seguir vuestros pleitos, cabsas e negocios pendiades muchos dias de buestras haciendas e faciades mu­chas costas e vos venia por ello gran daño e porque muchas veces se despoblavan e se despueblan los vecinos de la dicha vuestra villa de Torre de Juan Abad de manera que ninguno quedara o mui pocos casi quedavades sin administración de justicia a los mal eficios y delitos que se cometian en ese dicho nuestro lugar quedavan sin pena y en las cabsas no podian las partes demandar con privilegios de justicia por alcaldes que tuviesen jurisdicion ni mero mixto imperio ante quien pu­diesen pedir o proseguir su derecho por lo qual e porque sea- des libertados e por ello acrecentados en poblacion e por vos hacer bien e merced desde oy dia de la data de esta Carta de Privilegio en adelante para siempre jamas vos quitamos e apartamos y eximimos de la jurisdicion de la dicha nuestra villa de la Torre de Juan Abad sin la qual hasta agora aveis e sin derecho e vos facemos villa eximida y apartada por vos e sobre vos e tenemos por bien e vos damos facultad que luego podades poner y pongades dos alcaldes ordinarios y un algua­cil e regidores e oficiales quantos e aquellos que sintieredes que son necesarios para el bien comun de esa dicha nuestra villa e que tos dichos nuestros alcaldes tengan jurisdicion e mero y mistó irnperió para librar los pleitoá e causas civiles e criminales que ante ellbs vinieren e determinar aquellos como fallaren por fuero e por derecho mandandoles. llevar a debida execución e que podades poner e pongades un escri­bano publico por ante quien pasen los pleitos e cabsas, abtos, contratos e instrumentos, cartas, testamentos, cobdicillos e todas las otras escrituras rebcados que fueren menester al qual dicho escribano por vos elegido damos poder para que puedan firmar, signar con su signo las dichas cartas, contra­tos, testamentos, cobdicilos e instrumentos que ante el pasa­ren asi signados que valgan e fagan fe interviniendo los tes­tigos y las otras solemnidades guardando que de derecho se requieran e que los dichos alcaldes, alguaciles e regidores en su año e los otros oficiales se muden e sean puestos cada un año el primero domingo despues del dia de san Miguel del mes de septiembre e que el dicho aguacil … e haga las elec­ciones de las otras cosas que a su oficio pertenezcan e cumpla los mandamientos que por los alcaldes e por qualquiera de ellos .les fueren fechos y mandados e que los dichos regidores e los otros oficiales juntos con los dichos alcaldes entiendan en todas las cosas que fueren cumplideras al nuestro servicio e al bien de nuestra orden al publico común de esta dicha villa e guando fueren puestos y nombrados los dichos alcaldes, alguacil, regidores e escribano e los otros oficiales que vos el dicho concejo recibais de ellos e de cada uno juramento sobre la cruz e santos Evangelios. en forma de derecho que guardaran nuestro servicio e cumpliran nuestras cartas e man­damientos e nos acudiran con nuestra renta, pecho e derechos e que bien e fielmente usaran de los dichos oficios e que cada uno de ellos e sin arte e sin daño de otro e que los dichos alcaldes jiagaran derechamente quanto Dios les diere a en­tender e lo que no supieren que habran sus consejos e acuer­dos con hombres leidos y entendidos pospuesto todo amor, odio, temor e dadivas determinando segun fallaren por fuero e por derecho e demas vos facemos merced de la nuestra Casa de esa dicha nuestra villa que sea para vuestro proveimiento e necesidades e tenemos por bien que gocedes de todas las franquezas e livertades preheminencias e prerrogativas que gozan las otras nuestras villas del Campo de Montiel e vos damos licencia y facultad para que podades echar si es razo­nable en vuestro compraz e vendez para ayuda e reparto de vuestros travajos y es nuestra voluntad que la yantar e otro cualquiera tributo que soliades dar e pagad a la dicha nuestra la Torre de Juan Abad e a los alcaldes e oficiales de ella guando herades subgetos a su jurisdicion que agora ni dé aqui adelante que no geles dedes ni pagades pues ya sois villa apartada por vos e sobre e sobre vos e lo hayades todo para vos el dicho concejo e si esta dicha nuestra villa tiene propios algunos vos damos facultad que ordeneis si quisieredes o entendieredes que cumple a que los dichos alcaldes e oficiales de la nuestra villa de la Torre de Juan Abad e los alcaldes e oficiales cada uno haia cierto en ello con los dichos oficios por remuneración de sus travajos e por honra de los dichos oficios los quales dichos oficiales queremos que haian las honras liberlacles e franquezas e preheminencias que con los dichos alcaldes e oficiales de la dicha nuestra villa de la Torre de Juan Abad e los alcaldes e oficiales de las otras nuestras villas del Campo de Montiel e mandamos que luego pongades una forca en lugar convenible fuera de la dicha nuestra villa donde padezcan o séan puestos por justicia los delinquentes e malechores que lo merescieren e fueren condenados e porque- tengades picota, cepo, cadena e azote e las prisiones e cosas necesarias para la execución de la justicia como lo tienen e deben tener las otras nuestras villas de la dicha nuestra Orden e que fagades un sello con que selledes vuestras cartas e peticiones e vos damos por figura que se ponga en el dicho sello una cruz de Santiago y en rededor de ella nuestras armas y al pie del sello una figura de sierra e asi fecho desde ahora para entonces y desde entonces para agora lo aprovamos e havemos por nuestro sello autentico para que vale e haga fe e tenemos por bien e queremos que gocedes de los terminos de la dicha nuestra villa de la Torre de Juan Abad e que podades pastar con vuestros ganados las yerbas e beber las aguas e cortar leña e madera e rozar e cortar e facer en ello todo lo que faciades e podriades faceantes que fueredes eximidos de esa jurisdicion de la dicha nuestra villa e mando a el don Jorge nuestro fijo nuestro comendador de Santiago de Montizon e a todos los otros comendadores e alcaldes e a los concejos justicias alguaciles regidores e cavalleros, escuderos e oficiales, e ornes buenos de todaS las villas e logares de nuestra Orden nuestros vasallos e rogarnos e requerimos a todos los concejos, justicias, regidores, cavalleros, escuderos e homes buenos de las ciudades, villas e logares de los reinos e señoríos del rey nuestro señor que de aqui adelante vos ayan y tengan por villa por vos y sobre vos apartada, quitada y eximida por vos de la jurisdiccion de la dicha nuestra villa de la Torre de Juan Abad e que usen con vos e con los alcaldes e oficiales de esa villa asi como usan e deben usar con villa apartada que tiene jurisdiccion por si e sobre si que vos guarden e fagan guardar esta gracia e merced que nos vos facemos e que no vaian ni pasen ni consientan ir ni pasar contra ella ni contra parte della agora ni en tiempo alguno en ninguna manera; e los unos ni los otros no fagades ni fagan ende al so pena que qualquiera que lo contrario ficiere, si fuere freile ge lo manda­remos con Dios e con Orden y a los seglares nuestros vasallos a los cuerpos e a lo que tovieren nos tornaremos por ello e de esto mandamos dar esta nuestra Carta de Privilegio firmada de nuestro nombre e sellada con nuestro sello pendiente.

Dada en la nuestra villa de Almedina a diez e ocho dias del mes de diciembre del año del nascimiento de nuestro Salvador Jesu­Christo de mil e quatrocientos e setenta e quatro años. E asi­mismo mandamos que si los vecinos de la dicha villa Velmonte ficieron algun delito que los alcaldes de Velmonte conoscan dello e no los alcaldes de la dicha Torre de Juan Abad.

Nos el Maestre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en HISTORIA DE ALMEDINA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s