Sobre La Gioconda del Prado

El mundo del arte anda revolucionado desde hace unas semanas después de un artículo aparecido en el “The Art Newspaper”, periódico británico mensual dedicado al mundo del arte y en él que se afirmaba que “La Gioconda” de Leonardo da Vinci tenía una hermana gemela en el Museo del Prado.

Todo comenzó cuando Martín Bailey, colaborador habitual de dicho periódico, se coló físicamente en un congreso londinense de expertos en la pintura del Renacimiento que se celebraba simultáneamente con la exposición de la National Gallery denominada “Leonardo da Vinci: Painter at the Court of Milan” exposición que se clausuró ayer día 5 de febrero. En este congreso, la especialista y conservadora del Museo del Prado, Ana González Mozo, presentó una ponencia en la que se relataban los trabajos de limpieza a los que se había sometido el cuadro existente en el Museo del Prado conocido como “La Gioconda de Madrid” o “La Gioconda del Prado” y la evidencia, después de realizados esos trabajos de limpieza de que, ese cuadro, había salido del estudio de Leonardo da Vinci y era obra de alguno de sus discípulos que lo habrían pintado a la vez que su maestro ejecutaba su célebre “Mona Lisa”.

Esta noticia, que el equipo directivo del Museo del Prado pensaba comunicar próximamente, fue pisada hábilmente por Martín Bailey – quién desdeña este botín – y a partir de ese momento, todas las conjeturas y posibles historias sobre la ejecución del cuadro están servidas.

Se ha hablado de una hermana de “La Gioconda” pero, más bien tendríamos que hablar de su hermanastra. Ambas serían hijas de la misma madre, La Pintura, pero engendradas por distinto padre, Leonardo da Vinci el de una y desconocido el de la otra.

Los sabios no han tardado en hacerse oír y las apuestas están en el aire.

Así, mientras los conservadores jefes de el Museo del Prado, Matías Díaz Padrón y Miguel Falomir, así como el conservador jefe en el Centre de Recherche et de Restauration des Musées de France, Bruno Mottin, estiman que el cuadro debió salir de las manos de algunos de sus dos discipulos florentinos, Andrea Salazi o Francesco Melzi, Alessandro Vezzosi, director del Museo Ideale Leonardo Da Vinci y el profesor Pietro Marani, considerado uno de los mayores expertos en la obra de Leonardo, sostienen que el cuadro fue pintado por uno de sus dos discipulos españoles, bien Fernando de Llanos o bien Fernando Yáñez de la Almedina descartando ellos a los dos florentinos por cuestión de fechas, edad y estilo.

Ya en catálogos antiguos del Museo del Prado y antes de que se eliminase el fondo negro que tapaba ese paisaje que se dice corresponde a La Toscana italiana, “La Gioconda del Prado” se atribuía a Hans Holbein “El joven” o a Fernando Yañez de la Almedina.

La verdad es que, cuando uno contempla el rostro de “Santa Catalina”, obra de este último pintor, conservada en el Museo del Prado y que llegó a ser atribuida a Leonardo da Vinci o repara en el de las mujeres, casi clónicas, que pintó en varios de los doce grandes cuadros que adornan las puertas del retablo de la catedral de Valencia, le parece estar viendo el de la misma mujer, el de la que se ha denominado “La Gioconda” y que según afirman los sabios, correspondería a una tal Lisa Gherardini (Mona Lisa), la mujer de un comerciante llamado Francesco del Giocondo.

Dicen que durante este mes de febrero, el Museo del Prado nos la presentará en sociedad. Ella, que durante 500 años ha permanecido en el anonimato, se ha convertido en famosa de la noche a la mañana y dentro de unos días viajará a París, al Louvre, para pasar unos días con su hermanastra en la exposición “L’ultime chef-d’œuvre de Léonard de Vinci, la Sainte Anne” (29 marzo-25 junio). Allí, los afortunados podrán ver a las dos juntas por el precio de una. De una entrada.

Fuente: http://desdeelotroladodelcuadro.blogspot.com/2012/02/la-gioconda-del-prado-anonimo.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Yáñez de la Almedina. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Sobre La Gioconda del Prado

  1. S. Vega dijo:

    Este verano me intrigó el enorme parecido de este fresco:


    …de la iglesia de s.Andrés de Villanueva de los Infantes con la última cena de Leonardo da Vinci.
    Buscando he encontrado este artículo. ¿Alguien sabe si el fresco fué pintado por Fernando Yañez? Pintor que ya tenía obras en esta iglesia.
    (he dejado el comentario en otra entrada. Por favor que el moderador lo deje en la mas oportuna)

  2. S. Vega dijo:

    ¿Tendremos otra “hermana” de la Ultima Cena, pintada por Fernando Yáñez de la Almedina?
    Observar original :

    ..y el otro (el de Infantes):

    • Es posible, pero a mi juicio -que no es docto-, improbable, no por la coincidencia de estancia del maestro de Almedina junto a Leonardo a finales del siglo XV en Florencia, si no porque Yáñez imprimía personalidad propia a su obra. No era copista, eso queda claro. Era pintor innato y como tal impregnaba en su obra su propio estilo basado en el aprendizaje renacentista italiano. Otra cosa sería, pero no me consta documentación que lo verifique, que le encargaran hacer dicha copia en la parroquia de San Andrés, lo cual dudo a todas luces y que salvo error, sea corregido por alguien docto en la materia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s