Soneto a dos amigos

La amistad es un ave lisonjera
que vuela de la coraza al corazón;
si halla respeto, una mano y razón,
allí en posarse será la primera.

Más allá de las playas parameras,
en estos desiertos rojos de pasión,
en esta tierra bendita sin canción,
huérfana de risas y primaveras.

Se hace necesario el pan y el abrazo,
sueños y verdad. En paz el recuerdo.
Eterno nudo convertido en lazo.

Ahuyentarán las musas tardos miedos,
antes del definitivo portazo
que cierre la cancela de tu credo.

Soneto dedicado a dos buenos amigos, con los que me reencontré y me congratulo de su amistad retornada y recíproca.
 
En el Campo de Montiel, a 29 de junio de 2012. 

© Antonio Alfonsea

Anuncios
Esta entrada fue publicada en POESIA NECESARIA COMO EL PAN DE CADA DIA.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s