HERMANANDO ALMEDINA

Existen momentos en los que ALMEDINA queda por encima de nosotros. Testifiquemos ante nuestros ancestros y respondamos ante nuestros hijos.

Habrá que empezar a hermanar en lugar de deshermanar. Habrá que empezar a componer en lugar de descomponer.

Empecemos por algo, por un pequeño gesto.

Cuesta más trabajo recomponer que descomponer. Aprendamos de los errores, y quién no quiera la unión de ALMEDINA ni de los vecinos de ALMEDINA, que se vaya a la Mierda y que se lleve su Mierda.

Aquí les dejo un gratificante artículo de Daniel Lillo, vecino de Albaladejo, publicado en Lanza en 2003, que quién no mamó ALMEDINA, nunca lo podrá entender:

20030228_diario_lanza_p_004 Trampa pendiente de Daniel Lillo

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte y Cultura, ARTICULOS Y REFLEXIONES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s